null

Cuidado y limpieza de la mochila

Cómo garantizar que tus mochilas duren toda la vida.

Sácale el máximo provecho a tu mochila

Las mochilas y las maletas Gregory se fabrican para durar una eternidad. Están diseñadas para resistir a la intemperie y los materiales usados en su fabricación proporcionan la máxima durabilidad y el más alto rendimiento para el uso previsto. Pero al igual que las prendas de vestir o el calzado de calidad, las mochilas deben cuidarse y limpiarse para conservar su durabilidad y su rendimiento. En esta página, describiremos las formas más simples y eficaces para mantener tu mochila en buen estado en los años venideros.

Limpieza de la mochila

  1. Usando una esponja humedecida con jabón delicado (recomendamos decantarse por opciones no tóxicas y respetuosas con el medioambiente), limpia el interior y el exterior de tu mochila después de cada viaje.
  2. Enjuaga completamente la mochila usando agua fría y limpia. Asegúrate de aclarar las cremalleras y las hebillas, de manera de eliminar la suciedad y los residuos. Una bañera es el lugar ideal para llevar a cabo las tareas de limpieza y enjuagado.
  3. Seca el exceso de agua con una toalla y deja que la mochila se seque al aire, alejada de cualquier fuente de calor o de la luz directa del sol, sin olvidarte de dejar todos los bolsillos con cremallera abiertos hasta que la mochila se haya secado completamente. 
  4. En caso de manchas persistentes, usa un cepillo de cerdas de nailon suaves. Ten en cuenta que un cepillado excesivo puede dañar los revestimientos protectores del tejido, por lo que no se recomienda.
  5. Observa las siguientes recomendaciones:
  • No metas tu mochila en la lavadora.
  • No metas tu mochila en la secadora, ya que podrían dañarse los revestimientos protectores.
  • No la seques con un secador de pelo ni con una pistola de aire caliente.
  • No utilices detergentes ni solventes para limpiar tu mochila.

Cuidado de las bolsas de hidratación 3D Hydro

Las bolsas de hidratación 3D Hydro de Gregory, en trámite de patente y de suave moldeado 3D, son verdaderamente revolucionarias. Son fáciles de llenar, pan comido a la hora de limpiarlas y se secan completamente en mucho menos tiempo en comparación con las bolsas de hidratación planas tradicionales. Recomendamos limpiarlas tras cada uso, así como periódicamente con las tabletas de limpieza especializadas para bolsas de hidratación (presta atención a las instrucciones para el uso de dichas tabletas). Ten en cuenta que algunas tabletas pueden cambiar el color de la bolsa de hidratación y su manguera. A continuación, el procedimiento que recomendamos para la limpieza de las bolsas de hidratación 3D Hydro.

  1. Enjuaga la bolsa de hidratación con agua tibia y un detergente delicado (te recomendamos decantarte por opciones no tóxicas y respetuosas con el medioambiente).
  2. Retira la manguera y la válvula de mordida para, seguidamente, enjuagarlas en agua tibia y un detergente delicado. Retira la tapa de silicona de la válvula de mordida para, seguidamente, enjuagarla con agua tibia y un detergente delicado.
  3. Para una limpieza más a fondo, utiliza cepillos especiales para bolsas de hidratación para quitar la suciedad de la manguera, el interior de la bolsa y la válvula de mordida.
  4. Tras el aclarado, cuelga la bolsa de hidratación del gancho QuickDry integrado.
  5. Observa las siguientes recomendaciones:
  • No utilices lejía para limpiar tu bolsa de hidratación.
  • No utilices agua hirviendo para limpiar tu bolsa de hidratación.